¿Qué son y cómo utilizar las nueces de lavado?

¿Qué son y cómo utilizar las nueces de lavado?

En la búsqueda por reducir nuestra huella y disminuir los químicos de nuestro día a día, te descubrimos nuevas formas de lavado para sustituir a los detergentes y jabones habituales. En este post te contamos más sobre las nueces de lavado.

Originarias de India y Nepal, las nueces de lavado son el fruto del árbol Sapindus Mukorossi. La característica de estas nueces es que contienen “saponina” en su cáscara, un ingrediente que genera espuma y actúa como detergente natural en nuestra ropa al entrar en contacto con el agua caliente o a 30º. Esto se debe a su poder desengrasante, capaz de eliminar bacterias y hongos.

Ventajas de las nueces de lavado

Una de las mayores ventajas de este tipo de detergente es que es 100% natural, eco y biodegradable por lo que evitamos verter químicos por las cañerías y que la lavadora se desgaste tanto, sobre todo en las gomas, que suelen ser las piezas que más se deterioran.

nueces de lavado pros y contras

Al contener ingredientes naturales, las nueces de lavado son totalmente recomendables para lavar la ropa de bebés o personas alérgicas o con sensibilidad en la piel. Gracias al efecto suavizante en el lavado de la saponina, la ropa queda igual de suave. 

Otra de las ventajas es que se pueden utilizar para lavar cualquier tipo de tejidos, también los más delicados como la seda o la lana, la ropa de cama o la de bebé. 

Nuestras recomendaciones:
Nueces de lavado Move & Wash (250 gramos)
Polvo de nueces de lavado Move & Wash (325 gramos)

Cómo se utilizan las nueces de lavado

El modo de uso de las nueces de lavado es muy sencillo. Al encontrarse en dos formatos diferentes, puedes utilizar el que más se acomode a tu manera de poner la lavadora.


Te podrá interesar:
Cómo repeler mosquitos de forma natural
Ventajas de las bolsas compostables


Por un lado, puedes encontrarlas en su forma original, por lo que debes introducir 3 ó 4 nueces en pedazos en una bolsa de algodón que viene incluida, asegurarte de que está bien cerrada y meterla en el tambor. ¿Lo bueno de este sistema? Es que puedes utilizar las mismas nueces en varias cargas, por lo tanto resulta más económico.

Por otro lado, también puedes encontrar las nueces de lavado en formato polvo. En este caso, con una cucharadita en el tambor será suficiente. 

En ambos casos, la temperatura recomendada para un lavado eficaz es de 30º centígrados. 

cómo usar las nueces de lavado

Consejos para sacarle el mayor partido 

Para lavar ropa blanca te recomendamos que utilices, además de las nueces de lavado, una cucharada de percarbonato de sodio también en el tambor (o en el compartimento del detergente) para que ayude a quitar las manchas y blanquear la ropa.

Pero el potencial de las nueces de lavado no acaba ahí. Su alto poder desengrasante hace que se pueda utilizar como lavavajillas, tanto a máquina como a mano, también como fregasuelos o para limpiar superficies como las placas de cocina.

Para ello, debes convertir las nueces de lavado en un concentrado líquido. Tan solo necesitarás hervirlas durante unos 20 minutos para que ese agua se convierta en jabón líquido y lo puedas utilizar.

Como ves, son múltiples las ventajas de las nueces de lavado y son una buena alternativa para dejar de utilizar tantos químicos y residuos en nuestro día a día.

¿Conocías las nueces de lavado? ¿Te animas a probarlas?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *