que es un producto sostenible

¿Qué es un producto sostenible?

Un producto sostenible es aquel que se ha producido respetando el medioambiente y las personas que forman parte del ciclo de producción y que esta forma de producción es perdurable en el tiempo. Se ha realizado a través de procesos limpios, no contaminantes, y con una eficiencia energética que evita el malgasto energético y que se ha respetado los derechos de los trabajadores.

Para que un producto sea completamente sostenible, todos los procesos implicados en su fabricación deben serlo. Dependiendo de si lo son o no, el grado de sostenibilidad variará.

¿Cómo saber si un producto es sostenible?

El mejor detector de productos sostenibles es muy sencillo. Empezar con unas sencillas preguntas nos llevará a saber si se trata de un producto respetuoso con los derechos humanos y con el medio ambiente.

¿Cuánto cuesta? ¿Es accesible para una economía familiar media?

Si no los puede comprar todo el mundo, no son sostenibles.

¿Mejora nuestra vida? ¿Lo necesitamos?

Si la respuesta a las dos es “no”, entonces no es un producto sostenible.

¿Tiene una huella ecológica asumible?

Un exceso de embalaje, una etiqueta de composición demasiado larga o un tamaño excesivo son indicadores infalibles de un impacto inaceptable para el medio ambiente.

Otras preguntas:

¿Cuánto me va a durar?

¿Podría pedirlo prestado a un vecino o amigo?

¿Qué han utilizado para el empaquetado?

¿Es fácil de reparar?

¿Cuál es el país de origen?

¿Lo puedo conseguir en mi barrio?

Estas preguntas te facilitaran el análisis previo cuando te enfrentas a un producto nuevo y de esta manera podrás comprar con más tranquilidad y rechazando opciones que no cumplen con tu objetivo.


No te pierdas:

Los beneficios del incienso

¿Cómo diferenciar un producto cruelty free?


Los grados de sostenibilidad

Los indicadores de sostenibilidad son herramientas que evalúan la incidencia de los procesos productivos sobre el medio ambiente.

Materias primas

El primer paso en la cadena de producción es la explotación de recursos. Para que este producto sea sostenible, se deben proteger los ecosistemas y tener en cuenta el bienestar de las generaciones futuras. Además, se debe hacer de manera segura para los trabajadores, y respetando sus derechos fundamentales.

Aparte, las empresas tienen la responsabilidad de comprobar que sus proveedores de material cumplen con estos requisitos, a la vez que estos últimos deben asegurarse de que están colaborando con empresas sostenibles.

Transporte y elaboración

El siguiente eslabón es el transporte de material, para llevarlo al lugar de producción. Hay que asegurarse de que la mercancía viaja sin hacer un consumo abusivo de energía. Se deben descartar aquellas operaciones que supongan un traslado largo de los productos y tener en cuenta el impacto ambiental que supone el transporte: emisión de gases nocivos, contaminación, gasto social, etc. Estos factores han de considerarse a la hora de optar por un medio de transporte u otro.

El proceso de fabricación debe cuidar la sostenibilidad de las condiciones de trabajo, las emisiones, el reciclaje de residuos, el gasto de agua, consumo de energía… y muchos otros factores. Se deben utilizar energías renovables y los materiales deben ser reciclables o reutilizables.

Ambos procesos deben ser eficientes para conseguir un ahorro aún mayor. El transporte, además, se repetirá una vez el producto esté terminado y las prácticas deben repetirse para que el resultado sea 100% sostenible.

Política de empresa

El compromiso de la empresa es un pilar fundamental. Es necesario un interés por la sostenibilidad. Educar a todos los empleados implicados en el proceso y mostrar el compromiso con el medio ambiente es la principal manera de conseguir productos sostenibles.

sostenibilidad

¿Cómo hacer que un producto sea sostenible?

El producto sostenible considera otros conceptos más allá del medio ambiente, como pueden ser los derechos humanos, el desarrollo local o el comercio justo.

El diseño sostenible presenta las siguientes características:

– El producto tiene que suponer una mejora en la sociedad y en su entorno, siendo competitivo económicamente.

– El diseño sostenible de un producto o servicio tiene que contar con un equipo profesional multidisciplinar que aporten diferentes visiones al proyecto para realizar un diseño sostenible de manera eficaz.

– Un producto sostenible debe aportar valor tanto al consumidor como en toda la cadena de producción.

– El producto sostenible debe internalizar los costes sociales o ambientales.

– El diseño sostenible tiene en cuenta todo su Ciclo de Vida, desde su nacimiento, como uso y su eliminación. Tiene que promover la durabilidad, o debe ser de fácil reparación a un precio asumible. Es importante que contemple el reciclado de los materiales.

–  La mayoría de la población debe tener acceso al producto.

– Los productos sustentables evolucionan para adaptar el producto a las demandas de la sociedad.

Ventajas de consumir productos sostenibles

– Salvar el planeta de una irremediable crisis. Ayudar a evitar la contaminación por producción masiva, impulsando la generación de recursos a partir de procesos sostenibles y limpios.

– Crear un mundo mejor para todos, no sólo más sostenible sino más ético. En un entorno que tiende a la sostenibilidad los gobiernos han de ser responsables y los ciudadanos más conscientes.

– Reducir las desigualdades mirando por los derechos de los que dispone cualquier productor o trabajador.

– Se optimizan los recursos y la energía utilizados para producirlos. Se ayuda a reducir el consumo abusivo de materias primas en la producción.

Consumir productos sostenibles es una elección que nos permite ser más respetuosos con el medioambiente, nos ayuda a promover un comercio justo y de proximidad y un mejor aprovechamiento del ciclo de vida de los productos.

sostenible

Ejemplos de productos sostenibles

A continuación, te mostramos algunos productos sostenibles que invitan a apostar por un mundo más verde.

Con los bastoncillos de bambú y algodón orgánico ayudarás a mantener el planeta libre de un consumo excesivo de plástico.

Los discos desmaquillantes reutilizables y lavables, además de ser eco-friendly, tienen un ciclo de vida mucho más largo que los de algodón.

El cepillo de higiene dental es uno de los productos de uso cotidiano más contaminantes ya que tardan millones de años en descomponerse. Nuestra recomendación es este cepillo fabricado con bambú y biodegradable.

Los champús y geles sólidos son respetuosos con el medioambiente, con los que se evita el uso de envases y cuentan con ingredientes naturales para cuidar el cabello y la piel.

Para evitar los envoltorios de plástico o el papel de aluminio, surgen nuevas alternativas como estas bolsas de papel perfectas para llevar bocadillos u otro tipo de comida.

Todo el mundo puede poner su granito de arena para hacer de este mundo un lugar más habitable gracias a los productos sostenibles.

¡Cuéntanos!

¿Qué productos sostenibles utilizas en tu día a día?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *