jabón potásico para plantas

Cómo hacer jabón potásico para plantas: remedio contra las plagas

El jabón potásico tiene múltiples utilidades, entre ellos el de quitamanchas y el de insecticida para ciertas plagas del jardín. Si quieres saber cómo hacer jabón potásico para plantas no te pierdas este post.

¿Qué es el jabón potásico?

La potasa o el jabón de potasio es un producto natural y ecológico muy efectivo para eliminar plagas en las plantas, así como ayudar a prevenirlas. Es capaz de controlar varias plagas frecuentes en el jardín, sin contaminar ni generar problemas a las personas y animales.

Este producto se obtiene gracias a la reacción del proceso de saponificación que se da cuando el hidróxido potásico reacciona con el aceite y el agua.

Para qué sirve el jabón potásico en las plantas

Este plaguicida está aceptado en la agricultura ecológica. No penetra en la planta y se degrada rápidamente. Se podrían recoger los frutos casi de inmediato.

Es ideal para combatir y prevenir las plagas más frecuentes como: el pulgón, la mosca blanca, la cochinilla, la araña roja y los trips, entre otros.

También puede servir para combatir hongos como la negrilla ya que lava los residuos de melaza que generan los insectos entre las hojas.

Aparte, también afecta a los ácaros, lo cual es ideal para combatir plagas como la araña roja. Si se utiliza combinándolo con aceite de Neem u otros fitosanitarios, se consigue un efecto aún mayor.

Es biodegradable, una vez se va desprendiendo de la planta o árbol y va cayendo a la tierra, se convierte en carbonato de potasio, un componente para enriquecerla.

No es perjudicial ni tóxico para las mascotas o personas.


Remedios naturales para ahuyentar mosquitos

Pasos para hacer detergente ecológico casero


¿Dónde comprar jabón potásico?

Para comprar jabón potásico, te recomendamos tiendas especializadas en jardinería, horticultura y agricultura o bien, en tiendas como grandes supermercados con sección de jardinería. Puedes encontrarlo tanto en tiendas físicas como en tiendas online.

En nuestra sección de Hogar y Jardín podrás encontrar el jabón negro potásico para el cuidado de tus plantas.

Cómo hacer jabón potásico casero para plantas

Este jabón lo podemos preparar en casa de forma artesanal.

A continuación te detallamos la receta para hacer nuestro propio jabón potásico.

Ingredientes:

– 120 gr de aceite vegetal (oliva, girasol o máiz)

– 20 gr de Hidróxido de potasio o potasa.

– 20 mililitros de agua.

– Recipientes para guardar el jabón.

– Vasos de cristal.

– Guantes y gafas de seguridad.

Pasos:

1º En un vaso de cristal de unos 300 ml, pesamos 20 gr de hidróxido de potasio y añadimos los 20 ml de agua (usar guantes y gafas ya que el hidróxido es altamente corrosivo). Remover bien la mezcla con una cuchara de madera (el hidróxido reacciona con el metal), hasta que ésta quede transparente.

2º Preparar dos recipientes para calentar al baño maría. Añadir 120 gr de aceite al vaso más pequeño e introducir en el más grande lleno de agua. Dejar que se caliente el aceite poco a poco (hasta unos 60ºC).

3º Añadir poco a poco el hidróxido de potasio diluido previamente y remover con una cuchara de madera en forma circular. El resultado de la mezcla tiene que tener un aspecto a gelatina líquida o miel.

4º Cubrir con un film de plástico el recipiente de aceite e hidróxido y hacer un pequeño corte para introducir una batidora de mano. Batir unos 3 minutos y dejar reposar unos 10 minutos.

5º Repetir el punto 4, hasta que quede el jabón potásico puro. La textura es como un puré de patatas espeso y con un color amarillento.

Cómo usar jabón potásico en las plantas

Para aumentar la efectividad del jabón potásico, existen una serie de pautas o consejos que te detallamos a continuación:

usar jabón potásico en plantas

Para usar el jabón potásico se debe mezclar con agua. La dosis general de jabón potásico, es de entre 1 y el 2%, o entre 10 o 20 ml por cada litro de agua.

Se debe evitar las horas centrales del día por el sol y el calor. El mejor momento coincide con la salida o la puesta del sol.

– Es importante elegir días que no haga viento para que el producto permanezca en la planta el máximo tiempo posible.

Evitar los días de lluvia. Las gotas de agua eliminaran el producto de la planta y los insectos seguirán en la planta.

La mejor forma de aplicar el producto es la pulverización, incidiendo sobre las zonas donde haya más concentración de pulgón y aplicando el jabón potásico sobre ellos.

No humedecer en exceso la planta con el jabón potásico. No por aplicar más cantidad la plaga vaya a desaparecer más rápido.

– Se recomiendo aplicar cada cinco días, repitiendo el proceso hasta que se acabe la plaga.

El jabón potásico para las plantas es menos dañino para ti y el medio ambiente, y antes de recurrir a productos más agresivos es mejor probar con algo menos perjudicial.

¡Descubre unos de los tratamientos ecológicos que no debe faltar en la lista de todo plantlover!

¿Y tú, conocías los beneficios del jabón potásico?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *