ambientador casero

Cómo hacer un ambientador casero ecológico

¿Qué te parece la idea de crear tu propio ambientador? Si te gustan los olores naturales, pero los perfumes y ambientadores industriales te resultan demasiado artificiales, este post te va a interesar.

Crear un ambientador natural y ecológico 100% es muy fácil.

Los beneficios de los ambientadores naturales y ecológicos

Fabricarte tu propio ambientador casero se a convertir en tu mejor aliado, ya que…

  • Refresca tu hogar.
  • Puede adaptarse a cada época del año según las sensaciones que quieras provocar.
  • Podrás personalizar cada estancia según tus necesidades.
  • Será una actividad entretenida y creativa.
  • Ayudarás a no generar residuos innecesarios para el medio ambiente.

6 Ideas de ambientadores caseros ecológicos

A continuación, te daremos algunas ideas para crear tus propios ambientadores caseros. ¡Anímate!

Ambientador casero ecológico armario 

La ropa suele absorber los olores y éstos dejan impregnado todo el armario. Para evitar esta situación se pueden utilizar hierbas aromáticas, lavanda, canela o cáscaras secas de cítricos dentro de pequeños saquitos o bolsas de algodón y distribuirlos por todo el armario.

Se recomienda utilizar una tela que sea transpirable (algodón). Coloca los ingredientes en el centro de la tela y cierra los bordes para que los ingredientes queden en el interior. Pon una cinta alrededor y sitúalo en cualquier parte del armario (en una percha, en los pomos de las puertas o en una estantería).

Ambientador casero ecológico antitabaco 

Las cortinas, los muebles e incluso las paredes pueden quedar impregnadas del aroma del humo. Haz un ambientador casero antitabaco en spray ¡y devuelve la buena fragancia a tu casa!

Anota los ingredientes que necesitarás:

  • Medio litro de agua.
  • Dos cucharadas de bicarbonato sódico.
  • Esencia de vainilla o zumo de limón (o cualquier otra esencia)
  • Bote tipo pulverizador.

Es tan sencillo como incorporar el agua en el bote y echar el bicarbonato. Remover bien para evitar que aparezcan grumos o restos sólidos.

Aplicar unas gotas de la esencia que más te guste. La cantidad dependerá de la intensidad de la fragancia que quieras conseguir.

El bicarbonato sódico ayudará a absorber el olor del tabaco que quedará reemplazado por el de la esencia que hayas elegido.

Otra idea para realizar un ambientador antitabaco tipo esponja.

Vas a necesitar:

  • Esponjas.
  • Tijeras.
  • Zumo de limón.
  • Un recipiente.

Corta las esponjas en tiras e impregna cada uno de los trozos de esponja en zumo de limón. Si deseas rebajar un poco el olor cítrico, puedes echarle un poco de agua al jugo.

Elimina el exceso de líquido apretando los trozos de esponja y ponlos dentro del recipiente hasta casi llenarlo.

¿Qué proceso te gusta más? ¡Anímate a prepararlos!

Ambientador casero ecológico aceites esenciales 

Los ambientadores con aceites esenciales ayudan a crear olores agradables en casa y ayudan a sentirse mejor. Ambientar tu casa con aceites esenciales es una forma de aromaterapia.

Se recomienda preparar pequeñas cantidades y probar varias mezclas de fragancias en lugar de mezclar una gran cantidad.

Ingredientes para una receta de 100 ml:

  • 70 ml de agua destilada o del agua del grifo filtrada y hervida.
  • 30 ml de alcohol (alcohol con más de 40 grados).
  • 20-30 gotas de aceites esenciales según lo que se desee conseguir.
  • Un frasco de cristal, esterilizado, con pulverizador.

El proceso es tan sencillo como verter el agua y el alcohol en la botella del pulverizador, añadir los aceites esenciales y tapar la botella. Agitar la botella para mezclar bien los ingredientes. Se recomienda agitar el spray antes de cada uso.

Los aceites esenciales te ayudan a sentirte mejor. A continuación, te detallamos los beneficios de algunos de ellos:

  • Buen humor: lima, mandarina, naranja, limón, rosa.
  • Ayudar a conciliar el sueño: bergamota, lavanda, flor de magnolia, melissa, pino suizo.
  • Aumentar la capacidad de concentración: lemongrass, pomelo, menta, romero, salvia.

¡Listo! Pulverízalo en una habitación y disfruta de tu ambientador artesanal.

Ambientador natural para el baño

Una idea sencilla y colorida para perfumar nuestro baño es un ambientador en gel. Sólo se necesita un poco de gelatina neutra, aceites esenciales y colorante para crear un producto ecológico nada envidiable a los de las tiendas.

Pon una taza de agua destilada a hervir (unos 250 ml), añadimos la gelatina neutra y cuando se disuelva, retirarla del fuego para incorporar el agua destilada (otros 250 ml).

Saquitos de plantas o hierbas aromáticas

¡Disfruta siempre de un agradable olor en casa con estos saquitos de aromáticos naturales!

Las bolsas se pueden comprar o hacerlas en casa, pero se recomienda una tela de algodón, lino, seda o cáñamo. Para que sea más práctico se puede añadir un velcro o un cierre para rellenarla.

  • Con hierbas aromáticas, como la lavanda, el romero, el tomillo. Son los aliados perfectos para acabar con los olores en las diferentes estancias de tu casa.
  • Con pastillas de jabón. Tan sencillo como rallar una pastilla de jabón y meterla dentro de un saquito de tela. Puedes elegir el jabón del olor que más te guste.
  • Pieles de cítricos. La piel de naranja y limón, además de ofrecer un agradable olor, sus aceites esenciales sirven para mantener alejados las polillas.

Ambientador casero a base de bicarbonato

Este ambientador es ideal para neutralizar olores gracias a sus propiedades desodorizantes y te asegurarás de no estar expuesto a sustancias químicas.

Necesitarás:

  • Bicarbonato de sodio
  • Un frasco
  • Aceites esenciales
  • Tela o papel
  • Una cinta, cuerda…

Es tan sencillo como, llenar el frasco hasta la mitad con el bicarbonato y luego verter unas diez o quince gotas del aceite esencial sobre el polvo.

Mezcla los ingredientes, tapa el recipiente con la tela o papel y sellar con una cinta. ¡Cuando el ambientador ya no huela, sacúdelo y sigue disfrutando de su aroma!

¿Qué te ha parecido los ambientadores caseros?

Elige la opción que más te llame la atención y comprueba que puedes mejorar el olor de las estancias de tu casa sin necesidad de utilizar sustancias químicas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *