alternativas al desodorante

Alternativas al desodorante tradicional

Uno de los productos más utilizados en la higiene personal es el desodorante, producto imprescindible en climas calurosos. En la actualidad existen diversas alternativas al desodorante tradicional para aquellas personas amantes de los productos ecológicos.

Los desodorantes ecológicos son aquellos que para su fabricación no usan materiales como el aluminio, alcohol o aceite de palma. Se fabrican sólo con productos naturales, lo que los hace una excelente alternativa al desodorante tradicional.

8 alternativas al desodorante convencional

La mayoría de los desodorantes en Spray que las personas pueden comprar en cualquier tienda son contaminantes además de dañar la atmósfera porque contienen químicos. Estas son algunas alternativas al desodorante corporal:

Aceite de árbol del té

El aceite de árbol del té es de un arbusto procedente de origen australiano y uno de los desodorantes naturales más efectivos. Además es casero y puedes incluirlo en tus productos de higiene durante tu baño.

Es importante saber que puedes utilizarlo como una de las alternativas al desodorante convencional tanto para adultos y niños. Para colocarlo se ponen unas gotas en tu mano, se limpian las axilas con él y luego se enjuaga.

Si necesitas un desodorante que actúe como un antitranspirante sin productos químicos, el aceite de árbol del té es una buena opción.

Este aceite tiene diferentes propiedades como fungicidas que te ayudan a protegerte de los hongos, suele ser efectivo para liberarte de bacterias que producen mal olor en tus axilas y también puede utilizarse para repeler insectos.

El efecto refrescante de esta alternativa al desodorante común tardará varias horas en quitarse.

Los niños pueden empezar a utilizarlo a partir de los 6 u 8 años que es cuando comienzan a transpirar un poco.


No te pierdas:

¿Cómo hacer pasta dentífrica casera?

Desinfecta tu casa de forma ecológica y sostenible


Piedra de alumbre

Es un mineral que contiene propiedades cicatrizantes, antibacterianas y astringentes. Se ha vuelto una alternativa al desodorante comercial y es muy común utilizarlo por estar libre de productos químicos.

Es muy natural sin alcohol o ninguna otra sustancia. Reduce la transpiración un 30% y ayuda a controlar además de prevenir el mal olor.

Existen dos tipos de piedra de alumbre, natural y sintética. La más recomendable es la natural porque la sintética contiene sales de amonio, aunque no se ha demostrado que sea dañina para la piel.

Para usarlo lo primero que tienes que hacer es humedecerlo y se aplica cuando la piel esté limpia y seca.

Este producto puede curar heridas e irritaciones, picaduras de insecto y acné.

Desodorantes en crema

Los desodorantes en crema es una de las alternativas al desodorante convencional más usado e incluso muchas marcas lo añaden a su colección. Son unisex.

Su aplicación tiene que ser con poca cantidad para evitar marcas en la ropa o que quede pegajoso. Es esencial para los tipos de piel sensibles porque no contiene alcohol e irrita menos.

Este tipo de desodorantes tienen fórmulas elaboradas a base de aceites y mantecas vegetales que hidratan, calman además de refrescar la piel. Puedes probar uno aquí.

Para obtener un gran resultado se debe usar sobre la axila limpia y seca, se coloca con las yemas de los dedos dando un suave masaje.

Puedes adquirir una buena opción aquí.

Hamamelis

Es una planta que proviene de Norteamérica, Japón y China además es utilizada como una alternativa al desodorante comercial porque es totalmente natural.

La Hamamelis tiene propiedades astringentes, antiinflamatorias y antibacterianas. La manera de usarlo es rociando tu piel con el desodorante tras la ducha y aplícalo después las veces que quieras. También se puede utilizar para refrescar los pies.

La manera de hacerte tu propio desodorante natural con Hamamelis es mezclarla con glicerina y varias gotas de aceite esencial. Después se guarda en un envase de cristal y estará listo para que lo uses.

Zumo de limón

El ácido cítrico de los limones es una gran alternativa al desodorante tradicional porque mata las bacterias que causan el mal olor. Además provoca que la axila transpire menos.

Muchas personas han optado por aplicar gotas de limón todos los días después de bañarse y suele funcionar mejor que un desodorante de marca. No está recomendado colocarlo luego de depilarse.

Bicarbonato de sodio

El bicarbonato de sodio está recomendado para ser un desodorante natural y una gran cantidad de personas lo utilizan. Tiene una composición alcalina que ayuda a combatir el olor corporal. Lo puedes realizar en tu casa de esta manera:

Ingredientes:

  • ¼ Bicarbonato de Sodio.
  • Un poco de agua.
  • 6 partes de almidón de maíz por 1 parte de bicarbonato (opcional)

¿Cómo se hace?

Mezclar el bicarbonato con el agua sin que llegue a disolver, lo ideal es que se forme una pasta.

Otra manera de hacerlo es añadiéndole almidón de maíz para combatir el olor y prevenir la humedad, el almidón absorbe como los desodorantes tradicionales.

Una opción sin bicarbonato.

Desodorante natural con aceite de coco

Se ha vuelto más común que las personas quieran dejar de usar productos químicos y ayudar a la naturaleza, por eso se hacen las alternativas al desodorante convencional.

El desodorante natural con aceite de coco es recomendado por especialistas porque es muy fácil de realizar y es de esta forma:

Ingredientes:

  • 4 cucharadas de bicarbonato de sodio.
  • 4 cucharadas de almidón de maíz.
  • 5 cucharadas de aceite de coco.

Preparación:

  1. Mezclar con un tenedor el bicarbonato con el almidón de maíz en un recipiente.
  2. Agrega el aceite de coco hasta conseguir una consistencia pastosa.
  3. Para guardarlo se almacena en un recipiente hermético o reutilizar un envase de desodorante en barra limpio.

Desodorante natural con cera de abeja

La cera de las abejas suele ser una alternativa al desodorante tradicional muy usual porque cuenta con un efecto antimicrobiano que ayuda a combatir el mal olor causado por gérmenes. Se hace de la siguiente manera:

Ingredientes:

  • 1 ½ cucharada de cera de abeja.
  • 25 gotas de aceite de lavanda.
  • 3 gotas de aceite de ricino.
  • ½ cucharada de manteca de cacao.
  • 15 gotas de aceite de romero y tomillo.
  • 1 cucharada de aceite de coco.

Procedimiento:

  • Derrite a baño María la cera y se añade los aceites además la manteca de cacao.
  • Se mezcla bien y colócalo en un recipiente antes de que esté frío.

Antes de colocarse cualquiera de estos desodorantes naturales, debes ir al médico para saber cuál es el indicado para tu tipo de piel.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *