ahorro energetico

¿Cómo ahorrar energía eléctrica en casa?

Uno de los propósitos que seguro siempre nos ocupa la mente y más en estos tiempos donde el precio de la luz está por las nubes, es ¿cómo puedo ahorrar energía eléctrica en mi casa?

Además de aportar al medio ambiente, reduciendo el consumo, también mejoramos la economía familiar. Todas nuestras acciones diarias pueden ayudar a reducir la factura eléctrica.

En este post aprenderás unos sencillos consejos para reducir el gasto energético de tu casa.

¿Por qué debemos ahorrar electricidad?

Ahorrar energía significa pagar menos a final del mes en nuestras facturas de la luz. Pero, si pensamos a nivel global, los beneficios de ahorrar energía eléctrica son considerables. Te destacamos los siguientes:

Disminuir la importación de energía

En España, existe una dependencia energética del 90%. Debemos buscar la forma de ser energéticamente autosuficientes.

Reducir el daño medioambiental

Un menor consumo, implica una reducción en la huella de carbono y en las emisiones al medio ambiente.

Ayuda a conservar el ecosistema

La sobreexplotación mundial implica un consumo en torno a un 20% más de los recursos necesarios. Lo que repercute en la sostenibilidad de los ecosistemas. Entre los años 1970 y 2012  se  produjo una reducción de un 58% en la población mundial de peces, mamíferos, reptiles y aves.

Ahorro en nuestras facturas

¡Reducir la factura eléctrica! Disminuir el importe dedicado al gasto energético es una buena razón para ahorrar energía. Un paso más allá: dedicar el monto de lo ahorrado a propuestas orientadas a la sostenibilidad global.

reducir consumo hogar

Consejos para ahorrar energía y reducir la factura eléctrica

Ahorrar electricidad es siempre un objetivo en todos los hogares. Si quieres informarte sobre un conjunto de trucos fáciles para disminuir el gasto eléctrico, continúa leyendo y, seguramente, algunos de estos 10+1 consejos para ahorrar electricidad en casa te serán bastante útiles.

1. Instalar energías renovables

Descubre la energía solar térmica para agua caliente o calefacción, solar fotovoltaica, electricidad geotérmica para aprovechar la temperatura del subsuelo, biomasa, eólica, etc.

Algo tan sencillo como la «gloria» de toda la vida. Sistemas de suelo radiante que distribuyen el calor por todo el hogar sin requerir un alto consumo energético.

2. Programa los electrodomésticos para que funcionen durante las horas de tarifa reducida

Busca el mejor horario para ahorrar energía. Aprovecha las primeras horas de la mañana y las últimas horas      del día. Si tienes que cambiar de electrodomésticos opta por los que se pueden programar, de modo que puedas dedicar las horas nocturnas al lavavajillas o la lavadora aprovechando el déficit de demanda y minimizando el gasto.

3. Cuidado con el «stand by»

Usar regletas para poder desconectar varios aparatos a la vez es una forma cómoda de resolver y controlar el consumo en stand by de muchos aparatos o cargadores. Cuando no estés utilizando un dispositivo apágalo, alargarás su vida útil a la vez que ahorrarás energía.

4. Regula la calefacción y el aire acondicionado a una temperatura adecuada

La temperatura ideal de la calefacción es de entre 19 y 21ºC y de 25ªc  el aire acondicionado. Instalar un termostato digital te ayudará a programar y mantener una temperatura exacta en casa. Utiliza estrategias tradicionales como bajar persianas o emplear cortinas paa aumentar o reducir el calor según la época del año.

5. Reemplaza las bombillas tradicionales

Las bombillas de bajo consumo o LED son un poco más caras, pero se amortizan, ya que tienen una vida útil mucho más prolongada. Además, te permiten adecuar un estilo lumínico en cada estancia.

6. Aprovecha la luz natural

Fíjate si realmente es imprescindible encender la luz de tu casa a determinadas horas. El sol es luz y calor, si lo tienes en cuenta puedes ajustar tu gasto según la época del año.

7. Tapa las sartenes y ollas al cocinar

Gran parte del calor que se genera al cocinar se escapa si no utilizamos una tapa adecuada. Al tapar mientras cocinas evitarás tardar más en calentar la sartén o poner a hervir el agua, y además, reducirás el consumo energético.

8. No abrir el horno innecesariamente

Cada vez que abres el horno, se pierde entre 25 y 50 grados. Por eso los hornos vienen con cristal y luz interior que permite ver la comida sin necesidad de abrirlo.

9. Usa los electrodomésticos con cabeza

Utiliza la lavadora a capacidad completa y la plancha cuando tengas bastante ropa acumulada.

10. Compara precios para ahorrar en las facturas de energía

Revisa el precio que pagas por kW contratado así como por el consumo y compara precios. ¡Recuerda que cambiar de compañía no tiene ningún coste!

También puedes contratar la electricidad a empresas que garanticen que la energía es renovable. Estas cooperativas o empresas se centran en el uso de fuente de energía, como la fotovoltaica, eólica, biomasa, geotérmica entre otras; generan múltiples beneficios al medioambiente, y son una de las mejores estrategias contra el cambio climático.

Ideas creativas para ahorrar energía en casa con niños

¡Enseña a los más pequeños a ahorrar energía eléctrica! pero ten en cuenta que nosotros, los mayores, somos los primeros en dar ejemplo en el ahorro energético.

Puedes establecerles un reto diario para cuidar el planeta y asociarlo siempre a un juego. Un pequeño premio o elogio es la fórmula más recomendable para educar a los niños en un uso responsable de la energía en casa.

minimizar gasto electrico

11. ¡Luces fuera!

Enseña a tus hijos que hay que encender las luces solo cuando hagan realmente falta. Establece la figura de «guardián de las luces», que se encargará de repasar todas las habitaciones para asegurarse de que las luces están apagadas antes de salir de casa.

Por lógico que parezca, es uno de los actos más comunes en nuestro hogar, encender y apagar las luces. Y, muchas veces, mantenemos habitaciones encendidas innecesariamente.

¡Evita que el guardián de las luces te llame la atención!

Ahorrar electricidad es responsabilidad de todos y no es cosa de un día, sino de cambiar hábitos para reducir nuestro consumo energético y mejorar la salud del planeta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.